Muy buenas de nuevo!

En Madame Desserts, como sabéis, somos una pastelería artesana gluten free, que utiliza unas harinas sin gluten, altamente nutritivas, que aportan un sabor especial y diferente. En el anterior blog, os hablé de la harina de teff… una maravilla de harina sin gluten para postres y pan!

Pero como pastelería sin gluten que somos, podemos cocinar cualquier intolerancia que nos encarguen, y últimamente nos piden mucho recetas sin azúcar. Pero ojo, hay que saber diferenciar entre recetas sin azúcar por intolerancia, sin azúcar por no querer azúcar y sin azúcar para diabéticos.

En este caso concreto os hablaré de un par de sustitutos para los “sin azúcar” para diabéticos: jarabe de agave y azúcar de abedul.

JARABE DE AGAVE

El jarabe de agave es un sirope que se extrae de la planta de agave y suele crecer en el Sur de EUA, pero sobretodo se extrae de Méjico. Os adjunto foto de la planta (evidentemente os adjunto una foto bajada de internet porque no he ido a plantarla jeje)

Ahora, está muy de moda por Occidente, pero ya hace años que el agave se usa en Méjico. Muchos años hace ya que se produce este edulcorante “natural” de miel de agave, que puede ser más oscurita o más clara.

Tengo que decir que no es una de mis opciones favoritas. A nivel nutricional es mejor tolerado por los diabéticos que la glucosa o la sacarosa, pero hay muchas dudas sobre sus beneficios. Por lo que encontraremos tanto detractores muy en contra de su uso, como gente a su favor.

Nosotros lo usamos a modo de edulcorante para los frosting para cubrir las tartas, dejando un sabor muy suave. Y creo que con un uso moderado, da resultados óptimos.

En cuanto a las proporciones del agave/azúcar lo normal en un bizcocho es de 2/3, y siempre añadiendo un poco más de harina a la receta original. Eso si, influye mucho en la textura final del producto.

AZÚCAR DE ABEDUL

El azúcar de corteza de abedul es un endulzante 100% natural y sostenible, como nos gusta a nosotros, extraído de la corteza de ese árbol, en un proceso del que se obtiene el también conocido comoxilitol, su principio activo. Es genial a nivel de cocina, por su bajo aporte calórico y como tiene un índice glucémico bajo, es apto para diabéticos. Y por si fuera poco, no tiene efectos perjudiciales para la salud si se toma en cantidades adecuadas dentro de una dieta variada y unos hábitos de vida saludable.

Y tengo que decir que me encanta. MUXOOOO! Primero porque es fácil de usar. La proporción es 1/1. Así que no hay que pensar mucho a la hora de hacer las equivalencias. Y en cuanto a la textura tampoco la varia en exceso. El sabor si varia, por supuesto, pero no lo empeora, es diferente… pero es una solución muy eficaz y fácil, para hacer recetas para diabéticos y no diabéticos (porque es mejor para la salud que el azúcar convencional) que estén ricas.

En breve os pasaré una receta de cokkies de manzana sin azúcar… espectaculares!

Os invito a probarlo!!!

Un besoooo!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies